*

X

Estas fotos capturan lo más salvaje, psicodélico y sexy del movimiento hippie

AlterCultura

Por: pijamasurf - 10/08/2017

La contracultura de los 60 creó el prototipo de diversión orgiástica, drogas, sexo, rebeldía, conciencia de protesta y demás. Fue un momento único, quizás el más divertido, pero lamentablemente no logró ningún cambio verdaderamente radical. Lo que queda es solamente la nostalgia de una buena fiesta

Lo que hoy conocemos como el movimiento hippie fue un movimiento contracultural de protesta y libre expresión ligado a la explosión de las drogas psicodélicas a mediados y finales de la década de los 60. La mente maestra detrás de la contracultura, si es que se puede señalar a una persona, es Timothy Leary, doctor en psicología de Harvard, quien empezó a experimentar con hongos y LSD en esta universidad. El LSD y el rock, en conjunto con ideas de libertad, igualdad y paz, generó una serie de eventos emblemáticos como la reunión del Human Be-In en los Polo Grounds de San Francisco el 14 de enero de 1965, de la cual se detonó luego el llamado "summer of love". En la cresta del sunshine acid, los vestidos de flores y las flores en el cabello y en las manos, la rebeldía ante la autoridad y el sueño americano, y la exaltación de la naturaleza, se produjo una especie de retro pagano que se conectaba con corrientes orgiásticas dionisíacas.

Fue el boom de la juventud; pero, pese a una supuesta conciencia política, dicho movimiento no dejó verdaderos cambios, no produjo la revolución que soñaba. Se quedó, de alguna manera, en el viaje, y no logró traducir sus experiencias visionarias en cambios positivos tangibles. Se vivió sobre todo un hedonismo seudoespiritual y una anticipación de una utopía que nunca llegó, porque no logró convertirse en una fuerza política o crear un sistema verdaderamente alternativo. Evidentemente. la clase política de Estados Unidos no permitió esto. Claro que dejó algunas cosas que siguen influyendo a la sociedad hoy en día, como la marca de la psicodelia y los hippies en la conformación del Internet o la consolidación de la espiritualidad oriental que domina la espiritualidad moderna en Estados Unidos.

De cualquier manera quedan fabulosas y excitantes imágenes, sueños de éxtasis y libertad y la nostalgia de un idilio de amor psicodélico. La mayoría de estas imágenes son del Be-In de San Francisco y de Woodstock.

 

El simbolismo oculto de los Caballeros Templarios en las galletas Oreo

AlterCultura

Por: pijamasurf - 10/08/2017

Además de resultarle deliciosas a millones de personas en el mundo, las galletas Oreo podrían ser hostias masónicas secretas

Las galletas Oreo son quizás las galletas más populares del mundo. Pero también quizás sean las galletas con mayores secretos esotéricos ("el Santo Grial de las galletas"), al menos según interpreta el sitio Gnostic Warrior, en el cual un post establece los vínculos entre estas galletas y la orden de los Caballeros Templarios. Tal vez estas galletas sean una forma de hostia secreta o, al menos, un código para iniciados (recordemos que los Templarios tradicionalmente han sido vinculados con el Santo Grial y con el origen de sociedades secretas como los masones). 

Aunque, como suele ocurrir en sitios de conspiración y elucidación sincromística, hay un exceso de interpretación de conexiones significativas (la llamada conspiranoia), es de notar que la cruz que Oreo utiliza como periferia en su logo, la llamada cruz patada o cruz paté, es la misma cruz asociada con los Caballeros Templarios (y la orden de los Caballeros de Malta). Asimismo, el símbolo central del logo y también de su compañía madre, Nabisco, es la llamada cruz de Lorraine, un símbolo utilizado por esta región de Francia (y símbolo de la libertad en la segunda guerra mundial), utilizado en la alquimia y también asociado con sociedades secretas.

 

 

Hay 12 cruces paté en una galleta Oreo, un número asociado con los 12 discípulos y los Caballeros Templarios, como los guardianes del sacramento cristiano. El autor de Gnostic Warrior agrega que la plabra "Oreo" podía aludir a "egregor", un término vinculado con la magia ceremonial que literalmente significa "vigilante". Otra interpretación es que el "or", es una referencia a la palabra hebrea para luz ("or" o "aur"); en griego "eo", puede ligarse a "eos" ("amanecer"), y de aquí se intepreta un vínculo con el amanecer, con la luz del amanecer y, entonces, con Venus y Lucifer. Un poco rebuscado, pero en fin...

En Internet existen numerosos posts sobre los logos y emblemas masónicos de diferentes corporaciones; toda una gama de especulaciones, algunas de ellas quizás completamente infundadas. Pero hay que recordar que las compañías usan estos símbolos no necesariamente porque son parte de una conspiración masónica y demás, sino por razones de marketing o incluso simplemente por falta de otras ideas. Es decir, ya que estos símbolos han existido por mucho tiempo y son geométricamente agradables, pueden servir para una comunicación más efectiva. Claro que Nabisco podría estar utilizando estos símbolos con un plan maestro de conquistar el mundo a través de sus galletas, acaso a través de una nueva transubstanciación del espíritu en la crema y el chocolate.

De lo que sí podemos estar seguro es de que la conexión entre Oreo y los Caballeros Templarios habría sido del gusto del genial Robert Anton Wilson (uno de los principales responsables del meme de los Illuminati como amos del mundo).