*

X

¿Cómo salvar un libro dañado por el agua? (VIDEO-TUTORIAL)

Libros

Por: pijamasurf - 09/13/2017

Los accidentes ocurren también con los libros, pero a veces pueden remediarse

Los libros son frágiles y también pueden llegar a ser muy queridos, dos cualidades que en cierto momento pueden ser contradictorias, pues el aprecio que podemos tener por un ejemplar puede verse afectado por circunstancias imprevistas como el clima, los accidentes e incluso el mero paso del tiempo.

En esta ocasión compartimos un tutorial muy sencillo para usar en caso de que un libro resulte dañado por el exceso de agua. Las instrucciones fueron grabadas por el equipo de las bibliotecas universitarias de Syracuse, Nueva York. 

En general el instructivo es bastante claro, incluso si se desconoce la lengua inglesa, pues en casi todos los pasos basta mirar las imágenes para entenderlo. Sin duda será muy útil para quienes, por algún infortunio, tengan un libro pasado por agua.

 

También en Pijama Surf: 'Los libros rompen las ataduras del tiempo': el elogio de Carl Sagan a la cultura escrita que no pierde vigencia

Esta editorial islandesa sólo imprime libros en luna llena... y luego los quema

Libros

Por: pijamasurf - 09/13/2017

La editorial Tunglio publica libros sólo en noches de luna llena; los que no vende los quema ahí mismo, haciendo una detonación de energía editorial, como una especie de supernova literaria

La editorial islandesa Tunglio (la palabra significa "luna") tiene la peculiar costumbre de editar sus libros solamente en las noches de luna llena. Imprime 69 libros solamente y los que no se venden son quemados in situ. Según dijeron a The Guardian los directores de esta editorial, el escritor Dagur Hjartarson y el artista Ragnar Helgi Ólafsson, "la editorial consume toda la energía de la publicación en unas pocas horas en vez de esparcirla por varios siglos... Por una gloriosa velada, el libro y su autor están completamente vivos. Y después, al siguiente día, todos pueden seguir con sus vidas". La editorial es también claramente un ensamble de arte performático, y quizás algún tipo de magia ritual ocurre también en las llamas de los libros con la luna.

Para Tunglio quemar los libros nada tiene que ver con la censura sino, según ellos, con el arte mismo de hacer libros y con la energía que se genera y consume en estas noches. Queman sus libros con cuidado y elegancia, utilizando sólo un coñac muy fino para alimentar el fuego. Ante la crítica de que quemar libros es un acto antidemocrático, responden que democrático no significa "abundancia ilimitada y suministro ilimitado, sino un proceso justo". Argumentan que sus libros son baratos, no pueden ser preordenados y nadie puede adelantarse en la fila para acceder antes a ellos.

La noche de la publicación se convierte en un acto de liberación. "La energía de la publicación se condensa y amplifica. Mucho de la espera, duda y preocupación", que acompaña a la publicación de un libro y la misma autopromoción son eliminadas. 

La destrucción también es un arte, y, paradójicamente, el combustible de la creatividad.