*

X

Cuando el exceso del trabajo bloquea la creatividad, estudio

Arte

Por: PijamaSurf - 07/18/2017

Pasar largas horas identificando y analizando problemas, organizando información, contemplando estímulos que requieren atención como ver películas, navegar por redes sociales, etcétera, son actividades que bloquean la creatividad.

A lo largo de las investigaciones del neurocientífico Daniel Siegel se ha demostrado los efectos positivos de las prácticas meditativas y mindfulness en los procesos cognitivos del ser humano. De hecho, en sus numerosos acercamientos en torno a la mente humana, Siegel explica cómo estas prácticas tienen el potencial de no sólo reducir considerablemente los síntomas de la angustia, estrés, ansiedad y depresión, también de potenciar la atención, memoria, estabilidad emocional e incluso la creatividad.

Frente a estos alegatos, investigadores de la facultad de psicología de Universidad de California han decidido profundizar en el tema de los efectos de estas prácticas meditativas en torno a la creatividad. Para los profesores y autores de la investigación, Jonathan Schooler y Jonathan Smallwood, este proceso cognitivo se refuerza cuando la mente está soñando despierta. Es decir que en el momento en que la mente goza de momentos para distraerse de los deberes profesionales o estudiantiles, es probable que surjan ideas en torno a la creación de proyectos, la resolución de un problema o nuevos acercamientos de incógnitas o angustias.

Durante su investigación, los psicólogos notaron que las personas aprenden mejor una nueva tarea demandante después de haber realizado una tarea similar y de mayor facilidad. Esto sucede al promoverse la “divagación” mental; es decir, al generar un equilibrio lineal en el pensamiento que requiere periodos de atención intensa y de descanso mental.  Por lo que la alternancia entre estos dos modos, un periodo enfocado de atención y otro de descanso, funge como clave indispensable en un trabajo creativo, eficiente e inventivo.

Desgraciadamente las exigencias de la vida moderna, como el mantener la atención activa a lo largo de numerosos estímulos durante todo un día, impiden despejar la mente y por tanto la incidencia de la creatividad. Pasar largas horas identificando y analizando problemas, organizando información, contemplando estímulos que requieren atención como ver películas, navegar por redes sociales, etcétera, son actividades que bloquean la creatividad.

Las recomendaciones de los psicólogos, así como el del neurocientífico Daniel Siegel, es encontrar una manera de darle un descanso a la mente: un descanso de procesar información y de rumiar pensamientos. Por ejemplo, los escritores Simone de Beauvoir, Charles Dickens y J. R. R. Tolkien solían ir a tomar caminas largas sin distractores como teléfonos inteligentes, como parte de sus rutinas diarias;  el ingeniero Nikola Tesla tuvo un insight sobre los campos magnéticos rotatorios –los inicios de los mecanismos eléctricos de la actualidad– durante sus caminatas al atardecer; el científico Albert Einstein solía buscar inspiración distrayéndose de los complejos problemas con las piezas musicales de Wolfgang Mozart.

Para los científicos, darle un respiro a la mente –mediante caminatas, clases, escuchar música  sin otros estímulos visuales– brinda los siguientes beneficios:

– mejora el pensamiento creativo, facilitando analogías cada vez más imaginativas y novedosas;

– facilita salir de la zona de confort al conocer nuevos lugares, socializar con gente fuera de la industria y expande las experiencias del pensamiento;

– brinda más tiempo para la diversión y los buenos ratos, facilitando de alguna manera un buen estado de ánimo, la felicidad y la creatividad. Bastaría, dicen los expertos, con salir a jugar con una mascota, formar parte de un grupo de improvisación o un equipo de deportes;

– y finalmente, equilibrar el trabajo altamente exigente a nivel intelectual reduce los niveles de estrés, por lo que no sólo se gozará de una mejor salud física, también de una mayor paz psicoemocional.

La película de "A Wrinkle in Time" se perfila para ser un nuevo clásico del cine de fantasía (VIDEO)

Arte

Por: Pijamasurf - 07/18/2017

El tráiler de la nueva versión cinematográfica de la novela 'A Wrinkle in Time' ('Una arruga en el tiempo') emociona bastante

Uno de los grandes clásicos de fantasía de los últimos cincuenta años, A Wrinkle in Time (Una arruga en el tiempo) de Madeleine L'Engle, será estrenado en su versión cinematográfica en marzo del 2018. Las primeras imágenes de la película dirigida por Ava DuVernay y producida por Disney muestran que se trata de algo bastante especial; a juzgar por la gran escala de la producción, la variedad del elenco, la riqueza visual y la calidad de la trama posiblemente estamos ante una de las grandes películas de fantasía de los últimos años (todo eso podemos prever con menos de 2 minutos de tráiler).

La novela de L'Engle es una épica batalla cósmica entre las fuerzas de la luz y la oscuridad, con cierta inspiración religiosa a la manera de las novelas de C. S. Lewis. La autora escribió el texto después de leer algunas teorías de física cuántica y la relatividad de Einstein y uno de los temas son los viajes de un lugar a otro utilizando la geometría del espacio-tiempo, como si se usaran agujeros de gusano (aunque en este caso son los llamados "teseractos"). Otro tema importante de la novela es la diferencia entre el tiempo cronológico y cuantitativo (Cronos, el tiempo del reloj) y el tiempo cualitativo (Kairos, el tiempo real en un sentido espiritual). Cronos y Kairos son dos palabras griegas para referirse al tiempo, una meramente mecánica y una dotada de una cualidad estética o espiritual, de vivir en el momento, en toda su amplitud.

El variado elenco de esta película cuenta con Storm Reid, Oprah Winfrey, Reese Witherspoon, Mindy Kaling, Chris Pine, Gugu Mbatha-Raw, Rowan Blanchard y Zach Galifianakis.