*

X

Gobierno mexicano espía a periodistas y activistas con software para perseguir terroristas

Política

Por: pijamasurf - 06/19/2017

Gobierno mexicano acusado de espiar a periodistas como Carmen Aristegui, activistas y defensores de derechos humanos que tienen en común denunciar la corrupción del mismo gobierno

El New York Times publicó hoy información basada en un reportaje de Citizen Lab, Article 19 y otras organizaciones ciudadanas, en el que se revela el uso de un programa para espiar que el gobierno mexicano ha utilizado en contra de activistas y periodistas, notoriamente Carmen Aristegui.

Entre los personajes que el Times ha descubierto que fueron espiados se encuentran abogados que investigan la desaparición de los 43 estudiantes en el caso Ayotzinapa, defensores de los derechos humanos (entre ellos, una mujer estadounidense que representa a víctimas de abusos sexuales cometidos por la policía), el periodista Carlos Loret de Mola y un economista que ayudó a redactar un proyecto de ley anticorrupción.  

Article 19 y R36 y sostienen haber documentado otros 76 intentos de hackeo con este spyware a través de enlaces infecciosos vinculados a la infraestructura de Pegasus. Cada infección exitosa superaría los 70 mil dólares en costo.

La Sedena, la PGR y el CISEN habrían gastado desde el 2011 unos 80 mil millones de dólares en este software fabricado por la empresa israelí NSO. El spyware Pegasus funciona al enviar mensajes de texto a los aparatos que busca monitorear para infiltrarse y obtener acceso a información que incluye "llamadas, mensajes de texto, correos electrónicos, contactos y calendarios. Incluso puede utilizar el micrófono y la cámara de los teléfonos para realizar vigilancia; el teléfono de la persona vigilada se convierte en un micrófono oculto".

NSO argumenta que vende su software a los gobiernos con la condición de que sea usado para combatir terroristas y grupos criminales. En México se utiliza contra periodistas y activistas. El New York Times explica:

según decenas de mensajes examinados por The New York Times y analistas forenses independientes, el software ha sido utilizado para vigilar a algunas de las personas que han sido más críticas del gobierno, así como a sus familiares, lo que muchos ven como un intento sin precedentes para debilitar e intimidar a la gente que intenta ponerle fin a la corrupción que afecta a la sociedad mexicana.

Ahora deberá discutirse si el gobierno ha hecho algo ilegal (algo que parece muy probable) y si esto podrá ser castigado puntualmente (algo que parece poco probable). La ley mexicana marca que la vigilancia de comunicaciones privadas debe autorizarse por un juez federal bajo la justificación de un caso legal que argumente la necesidad de realizar dicha vigilancia. No se cree que el gobierno haya tenido aprobbación judicial para hackear los teléfonos de periodistas y activistas. Toda lógica sugiere que el gobierno carece de esta autorización, en tanto que resultaría absurdo pedir permiso a un juez para vigilar a alguien que justamente se dedica a vigilar los derechos humanos de los demás.

Por si esto fuera poco, el Times documenta esfuerzos radicales y escandalosos para lograr obtener acceso a los celulares de los periodistas y activistas, incluyendo enviar mensajes sobre supuestos amoríos extramaritales y atacar el teléfono del hijo de Carmen Aristegui. 

Aunque el Times está completamente seguro en su acusación de que el software debe de haber sido usado por el gobierno mexicano, al someter los mensajes al análisis de ciberexpertos y cotejar las fechas en las que el spyware se empleó, resalta el hecho de que Pegasus no deja rastros del hacker que lo utilizó y no se puede determinar exactamente quién está detrás del intento de hackeo. Así explican RD3 y Article 19 las pruebas de la intencionalidad del gobierno:

Por ejemplo, personal del Centro Prodh recibió intentos de infección durante coyunturas como el décimo aniversario de la represión en Atenco, la discusión de la Ley General contra la Tortura o la presentación del informe final del caso Ayotzinapa por parte del GIEI. En el caso de Aristegui Noticias, los mensajes recibidos ocurrieron durante sucesos como la exoneración del presidente Peña Nieto por el conflicto de interés de la casa blanca o la publicación de reportajes relacionados con la figura presidencial.

Otro de los objetivos, Carlos Loret de Mola, recibió intentos de infección cuando escribía sobre las ejecuciones extrajudiciales en Tanhuato, Michoacán. Por su parte, personal del Instituto Mexicano para la Competitividad fue objetivo de ataques con el malware Pegasus durante la discusión de la ley 3 de 3, en tanto que dos periodistas de Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad recibieron mensajes tras la publicación del reportaje sobre la red de empresas fantasma del gobierno de Javier Duarte, en el cual colaboró la organización.

Aunque esta información parece novedosa y alarmante, existen indicios de que el gobierno de Estados Unidos y sus agencias de inteligencia han ayudado al gobierno mexicano a espiar a sus ciudadanos por décadas, algo que por supuesto no aminora la gravedad de lo ocurrido.

 

Lee más sobre esto en el NY Times

Encuentra información bajo el hastag #GobiernoEspía

“Pasar a la ofensiva”: breve recuento de los pasos colectivos del Congreso Nacional Indígena

Política

Por: TOR - 06/19/2017

En vísperas del año electoral, el Congreso Nacional Indígena ha decidido “pasar a la ofensiva”, planteando con ello la reconstrucción de México con l@s de abajo y desde abajo

De manera paralela al festejo del 23 aniversario del levantamiento del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) y a la realización del Encuentro “L@s Zapatistas y las ConCiencias por la Humanidad”, se llevó a cabo la segunda etapa del V Congreso Nacional Indígena, en la que se dieron a conocer los informes y resultados de la consulta llevada a cabo por el Congreso Nacional Indígena (CNI) en distintos pueblos y comunidades de todo el país como parte de la propuesta “Que retiemble en sus centros la tierra”, dada a conocer en octubre del año pasado.

El 1 de enero de este año, con una asistencia de mil 100 delegados de los pueblos amuzgo, zapoteco binni-zaá, chinanteco, chol, chontal de Oaxaca, chontal de Tabasco, coca, cuicateco, comca’ac, cucapá, ikoot, náyeri, kumiai, matlazinca, maya peninsular, mayo yoreme, mam, mazahua, mazateco, mixe, nahua, ñahñu-ñuhu, ñathô, ñu saavi, popoluca, purépecha, rarámuri, tepehuano, tojolabal, totonaco, triqui, tzeltal, tsotsil, wixárika, yaqui, zoque, guarijío, tepehua, tohono o’odham, chichimeca, afrodescendientes, mepha’a, entre otros, el CNI dio a conocer que durante los meses de octubre, noviembre y diciembre de 2016 fueron consultadas 523 comunidades de 25 estados del país, de éstas, 430 están de acuerdo con la propuesta del CNI que el EZLN ha decidido acompañar respetuosamente. Estos resultados, aunque significativos, no son concluyentes, pues aún quedan 80 consultas que están en proceso, hay otras que no pudieron realizarse en algunos casos debido a las condiciones de inseguridad y violencia que se viven en todo el territorio mexicano (pero que se exacerba en ciertas comunidades del país) y en otros por particularidades políticas, como los cambios de autoridades en que se encuentran algunas asambleas regionales.

Asimismo, se ratificaron los acuerdos de conformar un Concejo Indígena de Gobierno (CIG), estableciendo que éste:

  • Se propondrá representar a todos los pueblos de México y gobernar al país, rigiéndose por los siete principios del CNI: obedecer y no mandar, representar y no suplantar, servir y no servirse, convencer y no vencer, bajar y no subir, proponer y no imponer, y construir y no destruir.
  • Tendrá como voz la de una mujer indígena que conozca su cultura y que hable su lengua, misma mujer que será propuesta como candidata independiente a la presidencia de México en las elecciones del 2018.
  • Esperará la respuesta de las comunidades pendientes de concluir su consulta y respetará la decisión de las comunidades que no estén de acuerdo con la propuesta.

Los objetivos del Concejo Indígena de Gobierno son: la reconstitución integral de los pueblos, visibilizar lo que está sucediendo en los distintos territorios del país azotados por la violencia en sus distintas vertientes y manifestaciones, y tender puentes con la sociedad civil, los medios de comunicación y los pueblos originarios. Por otro lado, en lo que respecta a las características del CIG, se acordó que las compañeras y los compañeros que lo conformen deberán: ser propuestos, nombrados y legitimados en asamblea; practicar los siete principios del mandar-obedeciendo y haber acompañado a sus pueblos en sus luchas. Los concejeros que no cumplan con los acuerdos y principios del CNI podrán ser revocados de sus cargos por decisión de asamblea.

Finalmente, se propuso que los días 27 y 28 de mayo se realizara la Asamblea Constitutiva del Concejo Indígena de Gobierno, reunión en la cual se habrá de definir el funcionamiento del CIG, sus reglamentos, sus comisiones y los siguientes pasos a seguir. Todo lo anterior nos deja ver una cuestión de enorme trascendencia: el CNI ha salido fortalecido de este primer esfuerzo de consulta que incluyó la participación de comunidades que tradicionalmente han participado de este espacio, así como de comunidades que no.

A partir de este primer “corte de caja”, el CNI ha decidido continuar la consulta con el objetivo de sumar fuerzas y de incluir a más pueblos a esta propuesta que es una apuesta por la lenta, pero segura, reconstrucción de lo que los malos gobiernos han destruido, despojado, robado, fragmentado, desaparecido, asesinado; de esa geografía marcada por el dolor, pero sobre todo por la lucha digna y desde abajo de sus pueblos originarios que no se rinden, que no claudican y que hoy, con esta propuesta, nos invitan a construir una lucha de la que podamos participar todos, una lucha que es por la vida con libertad, con justicia, con democracia y con dignidad.

Así, mientras las agendas de los partidos electorales, sean de “izquierda” o no, están centradas en quién va a ocupar la presidencia en 2018 y en cómo vender las promesas de soluciones mágicas a los múltiples problemas del país, el CNI, mediante el Concejo, nos propone reconstruir desde abajo, y con l@s de abajo, un país que, convertido en una fosa clandestina, ha sido desgarrado por la violencia legal e ilegal, concesionado a transnacionales para megaproyectos de muerte, plagado de miseria, hambre, explotación, corrupción, presos políticos con sentencias que abarcan vidas enteras, familias fragmentadas por la migración, pueblos abandonados por la falta de trabajo digno, miles de jóvenes que por su condición social no aspiran a una educación integral, miles de pacientes que mueren esperando un lugar en los servicios de salud públicos; país en donde a diario son asesinadas y desaparecidas, en promedio, siete mujeres, sumándose a la lista de poco más de 27 mil personas desaparecidas.

En este contexto, la propuesta del CNI de “pasar a la ofensiva”, no sólo es necesaria sino también urgente, pues como ellos lo han dicho: “Es tiempo de que la dignidad gobierne este país y este mundo, y [de que] a su paso florezcan la democracia, la libertad y la justicia”.

 

* Autor: TOR (Tejiendo Organización Revolucionaria), publicación Número 20, Año 4, febrero - marzo, 2017 de EL TORITO.

Números anteriores de EL TORITO: http://tejiendorevolucion.org/30002.html

Número 14, especial dedicado al CNI: http://tejiendorevolucion.org/30004.html