*

X

Después de un ritual electrónico en la selva, Comunité lanza nuevo EP

Arte

Por: pijamasurf - 04/07/2017

A contraflujo de la gran mayoría de los festivales en México, Comunité prioriza la calidad de la música, una selección de artistas emergentes, la relación con el espacio y la intención de crear momentos de comunión sin branding

Mientras que la mayoría de los festivales en México apuestan por headliners reconocidos, branding ubicuo y fórmulas de éxito, priorizando siempre lo económico, si bien permitiendo que el público se entretenga con algunas estrellas internacionales, lo que ha hecho en los últimos 2 años el festival Comunité es sumamente refrescante y alentador. Además de proponer un festival en el que se anteponen valores como la ecología, el vegetarianismo y la oportunidad para artistas emergentes latinoamericanos, Comunité ha lanzado también recientemente un nuevo EP que destaca a algunos de los productores latinoamericanos más relevantes. 

A diferencia de otros festivales, Comunité prefiere apostarle a su propia mística, a una curaduría sin concesiones del espacio y la música, aunque esto sea un riesgo para sus intereses económicos. No se invita a artistas que revientan taquillas; se traen artistas que probablemente no has escuchado (a menos que seas un conocedor de los distintos géneros de electrónica), los cuales mantienen una línea estilística que se ocupa de ofrecer música para bailar, música para viajar y ritmos para escuchar desde una sensibilidad transfigurada. Lo que se busca, evidentemente, es crear un momento de comunión entre la música y la gente y el espacio (en su última edición, la selva del Caribe mexicano). Es por esto y por toda una serie de intenciones, arreglos geométricos y demás preparativos mágicos que podemos decir que Comunité es un ritual electrónico en la selva, a la vieja usanza de los raves que empezaron a surgir a finales de los 90, cuando la escena era independiente y no estaba cooptada por el delirio de la usura y la masividad. En cierta forma, el espíritu es sencillo: hacer una buena fiesta, para disfrutar con los amigos, en la que uno puede encontrar música que renueva la imaginación. 

En el 2017, el festival se llevó a cabo en el cenote Dos Ojos, con un esfuerzo gigantesco para construir dos stages piramidales que evocaban a la Luna y al Sol, energías polares, uno más dedicado a los beats que acomodan la danza nocturna con toques disco y otro enfocado en la exploración psiconáutica. Un tercer stage albergó world music, sonidos más tropicales para el gozo, y estuvo encabezado por el cubano extraordinaire Dj Jigüe.

Una de las bandas más estimulantes entre la música experimental contemporánea, Ambiq, fue uno de los grandes atractivos, con su jazz lleno de aparatos y paisajes. Cerca de Ambiq, el live act de Kuniyuki fue una mimesis onírica de la selva. El dance floor fue llenado por Omar S en un live set con las sexys vocales de Nite Jewel. Italo Johnson, un oscuro colectivo de productores alemanes anónimos, se consagró tocando en el amanecer con un ácido minimal, diversión in extremis. Repitiendo por segunda ocasión, Lawrence y el equipo de Giegling tomaron el control de la mañana, recibiendo el sol y la lluvia con amagues chamánicos, juegos del más tranquilo de los éxtasis, música suave para los victoriosos: dub solar, house orgánico y hasta momentos de canciones de cuna para arrullar a los elementos. Además se presentaron, a lo largo de más de 18 horas de diversidad musical retacada de joyas: Thomas Melchior, Sonja Moonear, Kyle Hall, Margaret Dygas, Fumiya Tanaka, Julio Victoria, Fred P, Josep, Dengue Dengue Dengue (Live Act), Sakro, Koss (Live Act), Oly, Varhat, Klik & Freak by, Frikstailers (Live Act), Leo Leal, Comunite ss, Vera, Soul Of Hex (Live Act), Avalon Emerson, Pedro Salgado, Project Pablo (Live Act), Cooper Saver, Diego Andrés, Ion Ludwig, Olin y Dolan Bergin.

La calidad del festival está siendo notada por sitios especializados internacionales, por lo que el reto para Comunité será hacer el festival sustentable sin perder la pureza en la propuesta que lo caracteriza.

Celebrando este compromiso musical, Comunité ha lanzado recientemente su segundo EP con tracks de artistas mexicanos que cubren el amplio espectro de lo que está pasando en el país. Tenemos exponentes de la Ciudad de México, Tijuana, Monterrey y Chihuahua.

 

Tracklist

A1. Josep, "Timeless"

A2. Leo Leal, "Moldavita"

B1. Soul Of Hex, "Midgård"

B2. Pedro Salgado, "Krishna"

5 mujeres convierten el sexo casual en un hermoso proyecto artístico

Arte

Por: PijamaSurf - 04/07/2017

Las artistas convirtieron el sexo casual de la mujer en arte. El resultado: una exposición con el nombre #OneNight en la Doomed Gallery de Londres

En términos generales, el feminismo es un movimiento que busca la equidad de género –y sexos– mediante el empoderamiento de la mujer. Si bien las luchas feministas en Europa son distintas a las que surgen en América Latina, e incluso en África o Asia, existen temas que convergen hacia el bienestar global tanto de la mujer como del hombre como, por ejemplo, la libertad sexual. 

Ejemplos pueden sobrar en torno a este tema, pero quizá hay uno con mayor popularidad: él, en su afán de mostrar destellos de su hombría, es capaz de enlistar con cuántas mujeres ha tenido sexo casual; ella prefiere guardarse esa información para evitar que la tilden de “zorra” o directamente de “puta”. En otras palabras, si la mujer decide tener una vida sexual casual igual de cotidiana que un hombre puede provocar reacciones no sólo negativas sino también contrarias a las que obtendría el sexo opuesto. 

Con el objetivo de generar una toma de conciencia y normalizar la sexualidad de la mujer,  un colectivo de mujeres que surgió en el London College of Communication, en el Reino Unido, dio vida a Skin&Blister. Mediante una serie de fotografías profesionales, Sophie Davis, Marta Gut, Francesca Oldfield, Dafne Salis y Laura Solomons decidieron enfocar el sexo casual –también conocido en inglés como one night stand– de las mujeres.

El resultado, aquel en que las artistas convirtieron el sexo casual de la mujer en arte, derivó en una exposición en la Doomed Gallery de Londres con el nombre #OneNight. En palabras de Davis:

Quisimos montar una exposición que transmitiera un poco más de reto que antes, una exposición que encarnara la libertad y la falta de inhibición que el acto físico de ‘sexo casual’ sugiera. A todas nos gustó el hecho que implicaba el título pues podía sugerir muchas cosas, y la naturaleza provocativa relacionada con lo sexual –en especial desde la perspectiva femenina.

Mediante el proyecto fotográfico, las cinco mujeres examinan cada aspecto de la masculinidad y los estrípers masculinos (Oldfield), la vida continua de los úteros en bronce (Salis), una instalación sonora de la fantasía femenina (Solomons), retratos formales (Gut) y retratos de desnudos de The Unresolved –un documental de Davis acerca de extraños que conoció en clubes, cafés y otros sitios. De alguna manera las cinco mujeres, de diferentes edades, bagajes culturales y experiencias, usaron su deseo de sororidad para apoyar las carreras creativas de cada una de ellas. 

El objetivo de Skin&Blister, esperan sus creadoras, es que pueda compartir experiencias que puedan dar apoyo a otras mujeres que lo necesiten. 

 

Fotografías: Broadly Vice