*

X

Aprendan de sus errores y tomen menos selfies: los consejos de Obama para los jóvenes estadounidenses

Política

Por: pijamasurf - 04/25/2017

En su primera aparición pública desde que dejó de ser presidente de Estados Unidos, Barack Obama ofreció algunos consejos a jóvenes universitarios

Luego de una larga ausencia pública, este lunes el expresidente de Estados Unidos Barack Obama reapareció en un foro en la Universidad de Chicago, en donde dio una plática a jóvenes estudiantes a propósito de diversos temas: de su formación como político al futuro de la juventud en su país.

Por el tipo de audiencia, Obama se inclinó también hacia el aspecto un tanto paternal del intercambio y ofreció un par de consejos. Uno, un tanto previsible, sobre el valor del fracaso como medio de aprendizaje experiencial en la vida. Sobre esto dijo Obama:

Pasarán por algunos fracasos y pienso que lo más importante –quizá es un cliché, pero a veces los clichés son ciertos– es aprender de esos fracasos, y tener cierto sentido de resiliencia y ser capaz de examinar: ‘¿Qué fue lo que no logré? ¿Por qué no tuve éxito? ¿Qué necesito hacer mejor?’ […]

Cuando veo a internos de la Casa Blanca o hablo con jóvenes, siempre les digo: ‘Preocúpate menos de lo que quieres ser y más de lo quieres hacer’; porque cuando estás más preocupado porque quieres ser congresista, quieres ser senador o quieres ser rico, entonces quizá algunas personas tengan éxito en perseguir ese objetivo, pero cuando llegan a éste, no saben qué hacer con él, y si no llegan, no tienen nada qué mostrar.

Pero cuando te preocupas por, digamos, ‘Quiero mejorar la educación en los barrios de bajos recursos’ o ‘Quiero enfrentarme al cambio climático y ayudar a salvar el planeta’, entonces lo que sea que hagas para conseguir ese objetivo valdrá la pena, te enseñará cosas y te pondrá en una posición en la que generarás impacto. Y si es el caso, como resultado, también terminarás siendo exitoso…

El segundo consejo fue un tanto menos usual, pues se refirió a una realidad mucho más contemporánea: las selfies. Obama instó a los jóvenes a registrar de otra forma esas vivencias que se convierten en pasado y que quizá, con el tiempo, muchos preferirán haber dejado atrás, y no en este presente sostenido en el que nos hace vivir Internet. Esta fue la recomendación de Obama:

Conforme creces vas a aprender, cambiar y evolucionar en todo tipo de maneras, y eso es saludable y normal, pero el problema ahora con el Internet es que el pasado siempre está ahí. Una forma de pensar en ello es sólo tenerlo. Porque… quiero decir, la verdad es que si ustedes tuvieran las fotos de todo lo que hice en secundaria, lo más probable es que no hubiera sido presidente de Estados Unidos… Yo les aconsejaría ser un poco más prudentes con sus selfies y las fotografías que toman… Es sólo una sugerencia.

'Saturday Night Live' dedica su programa a parodiar y criticar a Trump (por momentos genialmente)

Política

Por: pijamasurf - 04/25/2017

SNL revive y cobra relevancia en tiempos de Trump, donde todo parece ser broma

Durante mucho tiempo Saturday Night Live ha sido el programa de comedia del establishment en Estados Unidos, el lugar por donde pasan todos los comediantes y los políticos. Y si bien las parodias pueden irritar a algunos, son mayormente inofensivas y poco trascendentes (en cuanto a su influencia más allá de la dimensión de la risa).

Si bien sería exagerado decir que esto ha cambiado, al ver el programa de este sábado pasado se siente una cierta electricidad, especialmente al notar una franca y por momentos hilarante crítica y caricaturización de Trump y de su gabinete. El show siempre se ha mofado de los presidentes y los candidatos pero al parecer le han subido una rayita, y es que Trump puede estar gobernando con el apoyo de una fuerte facción de la población pero no parece tener consigo a la industria del entretenimiento (esto, o simplemente su comportamiento es demasiado caricaturizable, una irresistible tentación para cualquier comediante). Claro que esto no significa que estemos viendo algo revolucionario y demás, pero es ciertamente interesante comparar con otros países en los que "un dictador" o un político autoritario suele tener controlados a los medios. Aquí vemos cómo Trump es tratado como un niño berrinchudo completamente inepto que es además el títere de Steve Bannon, la oscura figura mesiánica islamofóbica que pende sobre su administración, una mezcla entre la Muerte y Darth Vader. Hay que recordar que este estado de lo ridículo es visto por decenas millones de personas en Estados Unidos, siendo uno de los programas con más rating.

Sabiendo que Trump es narcisísticamente adicto a ver cómo es representado en los medios y a revisar los programas de TV, los chismes y los temas del día en Internet, el sketch de ayer debe de haberle calado al menos un poco. Vale la pena mencionar también el monólogo introductorio de Kristen Stewart, quien citó una serie de tuits de hace unos años (uno 11) en los que Trump siguió de manera un tanto obsesiva su relación con Robert Pattinson. Trump le daba el consejo a la estrella masculina de Twilight de dejar a Stewart, quien aparentemente le había sido infiel. Trump hablaba con poca autoridad, puesto que él también había sido famosamente infiel. 

La imitación de Melissa McCarthy del secretario de prensa de la Casa Blanca, Sean Spicer, ha sido extensamente laureada por la crítica como una genial pincelada de histrionismo televisivo. Al parecer la administración de Trump es justo lo que este show necesitaba para revivir, ya que había estado por varios años en un punto bastante bajo en su ilustre historia. SNL le debería de regalías a Trump y su equipo por crear un Estado tan fácil de ridiculizar y de transformar en risas --lo trágico regresa como cómico.