*

X

5 formas en las que la meditación modifica el cerebro, según científica de Harvard

Ciencia

Por: pijamasurf - 02/15/2017

La meditación modifica 5 grandes áreas del cerebro mejorando la cognición, la capacidad de empatía, reduciendo el estrés y más

Sara Lazar es una neurocientífica de la Escuela Médica Harvard experta en los beneficios de la meditación. Lazar probó ella misma los beneficios del yoga y la meditación y después decidió estudiarlos de manera científica. Su trabajo compilando diversos estudios muestra que la meditación afecta mayormente a cinco áreas del cerebro. De manera notable, las personas de 50 años que meditan tienen la misma cantidad de materia gris en el córtex prefrontal que aquellas de 25 años. 

En resumen, la meditación mejora la concentración (o controla la divagación mental, también conocida como ruminación), nos hace menos egoístas, mejora los procesos cognitivos, el control emocional, la producción de ciertos neurotransmisores y los mecanismos asociados con la empatía, la compasión y la disminución de estrés.

1. La principal diferencia, según Lazar, ocurre en el cingulado posterior, el cual está involucrado en la divagación mental y la relevancia del yo.

2. También en el hipocampo izquierdo, que asiste en el aprendizaje, la cognición, la memoria y la regulación emocional

3. Asimismo, en la intersección temporo-parietal, asociada a la toma de perspectiva, la empatía y la compasión.

4. Igualmente, en un área del tronco cerebral llamado Pons, en el cual se producen varios neurotransmisores regulatorios. 

5. Y finalmente en la amígdala, el área asociada a la respuesta de huir y luchar, clave en la ansiedad, el miedo y el estrés. Esta área fue reducida en tamaño con un programa de mindfulness.

Científicos creen que estamos cerca de una inversión de los polos magnéticos (y no estamos preparados)

Ciencia

Por: pijamasurf - 02/15/2017

Aunque no se sabe la fecha, científicos creen que podríamos estar cerca de cambio de los polos

El campo magnétrico de la Tierra sirve como una capa protectora invisible que nos resguarda de radiación solar que podría ser dañina.

Cada tanto --las fechas no son muy precisas-- nuestro campo magnético se invierte, los polos cambian de lugar. Este proceso hace que por un tiempo se debilite el campo magnético, haciéndonos vulnerables a la energía cósmica. Estas inversiones geomagnéticas ocurren varias veces cada varios millones de años. Las cifras son un tanto vagas, pero se sabe que la última inversión completa, la llamada Brunhes-Matuyama, ocurrió hace 780 mil años; una inversión temporal de los polos ocurrió hace 41 mil años y duró unos 1,000 años.  

Estudios muestran que inversiones de los polos están asociadas con extinciones masivas y cambios climáticos. Científicos creen que en los próximos 2 mil años se podría presentar una inversión completa, esto en tanto a que ha pasado mucho tiempo desde la última pero sobre todo ya que el campo magnético de la Tierra ha estado disminuyendo un 5% en los siglos recientes.

Para entender este fenómeno se intenta medir la temperatura del manto terrestre de hierro líquido el cual genera el campo magnético, algo que es sumamente difícil.

Mientras tanto algo es evidente, de producirse esta inversión magnética, nuestro planeta no está preparado, especialmente porque hoy en día buena parte de nuestra subsistencia depende de tecnología que se vería seriamente afectada por la radiación solar si perdiera fuerza nuestro campo magnético