*

X
Un mapa que ilustra la estrechez de mente con que Donald Trump ve el mundo

Donald Trump es en este momento uno de los personajes más conocidos en el mundo, tristemente no por las mejores razones, pues si bien su estatus de candidato a la presidencia de los Estados Unidos ya le otorga cierto grado de importancia, uno de los principales rasgos por los que se ha destacado es el conservadurismo casi fascista de sus opiniones al respecto de otros países del mundo. Para él, sólo Estados Unidos es una nación que vale la pena ponderar, y el resto del mundo es un amasijo de culturas prescindibles, desencaminadas o francamente enemigas.

Para ilustrar esta suma de prejuicios –y contribuir en mostrar a este personaje como es: un estúpido que no ve más allá de sus narices– el ilustrador de origen búlgaro Yanko Tsvetkov realizó este mapa en el que nombra a las naciones del mundo según los adjetivos que la inteligencia de Trump les ha dedicado.

Si el mundo fuera como lo ve Trump, claramente sería uno muy empobrecido. Qué fortuna que no sea así. Y esperemos que nunca lo sea.

De Tsvetkov, por cierto, en Pijama Surf comentamos su mapa de los prejuicios. Incluso ése es mucho más complejo (y divertido) que la estrecha visión de mundo de Trump.

Las personas que se sienten seducidas por frases inspiracionales tienen un IQ más bajo, según este estudio

Sociedad

Por: Pijamasurf - 09/09/2016

Recurrir a citas es algo muy común y efectivo en la redes sociales, pero en realidad aquellos que las celebran, construyen o comparten --en particular las inspiracionales-- podrían estar demostrando poca inteligencia

Siendo nada nunca, sin embargo apareciendo como todo en todos lados,

así pintando mágicas, magníficas, maravillosas emanaciones.

¿Cuántos de nosotros no hemos recurrido a publicar citas o frases de grandes personalidades en nuestras redes sociales? ¿Y cuántos, seguramente más, no las hemos celebrado con likes, favs, shares o similares? Y cuando estas citas tienen algo de inspiracional, autosuperacional o neomístico, entonces su efectos suelen ser bastante efectivos. Sin embargo, un estudio reciente publicado en Judgment and Decisión Making (Pennycook et al., 2015) sugiere que las personas que más aprecian o que más impactadas quedan por este recurso tienden a tener un bajo IQ.

Lo anterior es algo que muchos usuarios --generalmente un poco más críticos o escépticos que el resto-- ya intuían e incluso acusaban. Las frases que aparentan un dejo de sabiduría pero que en realidad dicen poco (de hecho, sus autores muchas veces ni siquiera comprenden la frase o cita que están publicando) gozan de una popularidad desbordante en las redes. El problema es que son instrumentos cómodos y frívolos para saciar una necesidad de asombro o de pseudobúsqueda de un desarrollo no espiritual o aparentemente "integral".

Para llegar a dicha conclusión la investigación analizó una serie de frases y afirmaciones, entre ellas algunas de Deepak Chopra, por ejemplo: "la naturaleza es un ecosistema autorregulante de conciencia". Los investigadores, encabezados por el doctor Gordon Pennycock, notaron que aquellos más receptivos a estas afirmaciones tan vistosas como confusas "evidenciaron menores habilidades cognitivas así como una propensión a la confusión ontológica, a las creencias dogmáticas y a la medicina alternativa". En pocas palabras, el misticismo cuántico-superacional o discursos similares son uno de los vehículos que más le acomodan a la imbecilidad.