*

X

Alberto Friscione: el buzo que reivindica a los tiburones y protege el mar

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 07/09/2012

El buzo mexicano Alberto Friscione, reconocido mundialmente, cumplió su sueño de luchar por la protección del mar y especialmente por la reivindicación del tiburón como animal inofensivo y necesario en la biodiversidad marina.

Nacido en Xalapa, Veracruz, en 1953, Alberto Friscione es uno de los buzos más reconocidos a nivel mundial, sobre todo por su labor de conservación de la fauna marina y, en general, de todas las bondades que el océano posee.

Friscione estudió veterinaria en la Universidad de Veracruz y desde hace más de tres décadas vive al pie del Mar Caribe, en Cancún. Su activismo en pro de la naturaleza oceánica se ha manifestado en publicaciones de libros alusivos al tema y en colaboraciones en documentales y series televisivas que buscan difundir y fomentar la importancia que tiene la biodiversidad marina para nuestro planeta.

En una entrevista reciente, este experimentado buceador se expresó así de la que considera su “gran pasión”:

Al mar siempre lo hemos tratado como el traspatio feo de nuestra casa o como un gran deposito de basura del mundo. Realizamos pruebas nucleares, lo saqueamos y lo sobre explotamos de una manera irracional y aun así nos sigue dando.

Creo que es hora de regresarle al mar un poco de lo que él nos ha dado, que ya no podemos seguir explotándolo como hasta ahora, en donde sabemos que no es una fuente de suministros interminable de alimentos, que sus recursos también se están terminando, que somos tantos que ya no soporta mas contaminación de los seres humanos y los mas importante, el mar es un factor determinante para ayudarnos con la amenaza del calentamiento global en donde esta ligada nuestra propia existencia.

Por otro lado, la sensibilidad de Friscione también encuentra expresión en la fotografía, arte que ha sabido dominar hasta obtener resultados admirables, tomas en las que es posible advertir el corazón mismo del océano, aquello por lo cual vale la pena tomar parte en los esfuerzos de este hombre.

Entre los varios reconocimientos a los que se ha hecho acreedor Friscione, se encuentra su participación en una campaña de Modelo Especial que busca enaltecer estas trayectorias de sueños cumplidos —sin importar que este tome la forma de la reivindicación de los tiburones y la protección al mar.

 

Consulta aquí una entrevista a Alberto Friscione

 

*Contenido cortesía de Modelo Especial

-Twitter http://twitter.com/_modeloespecial

-Facebook http://www.facebook.com/CervezaModeloEspecial

Después de que desechos tóxicos mataran y afectaran a la mayoría de la población, esta ciudad húngara sorpresivamente tornó de los colores habituales a un rojo ladrillo.

 

A primera vista las imágenes parecen haber sido manipuladas, pero no es así. Se trata de las consecuencias que un derrame de desechos tóxicos trajo a una pequeña población al oeste de Hungría. En el hecho, 9 personas murieron y cientos de pobladores fueron desalojados para evitar más muertes.

Según el fotógrafo que le dio voz al caso, Palíndromo Mészáros, ya todo ha vuelto a la normalidad en el pueblo, pero los residentes aún temen por su vida.

En algunas casas, avenidas y árboles se puede observar un color rojizo que tiñe el paisaje, otra consecuencia que los desechos trajeron. Algunos comentan que, a pesar de la desgracia, las tonalidades rojas le dan un toque estético al lugar; para otros, simplemente se trata de una huella que un terrible hecho dejó.  

Las fotografías que se muestran oscilan entre lo artístico y lo documental. Y una vez más tenemos la oportunidad de preguntarnos ¿Realmente existe diferencia entre la ficción y lo documental? 

Para ver más imágenes sigue este enlace. 

[American photomag]